Compás de espera

Compás de espera

El Radical estará vigilante de la tarea que asumió Adriana Zapata como nueva Decana de la Facultad de Derecho.

Entre las muchas reformas urgentes y pendientes en la Universidad Externado de Colombia, sin duda resultaba impostergable crear formalmente la decanatura de la Facultad de Derecho, para garantizar una administración independiente, autónoma, ejercida por quien esté dispuesto a dedicar con exclusividad sus mejores esfuerzos a esa empresa. El manejo de los problemas académicos esta Facultad, mezclado con los avatares administrativos y todo concentrado en la Secretaría General de la Universidad, agotó su ciclo e hizo crisis. Llegó la hora de dar un timonazo que permita a la más antigua de las facultades del Externado anclar en puerto seguro, sin depender de una sola voluntad.

Al comienzo de este año la rectoría acogió la vieja inquietud de designar Decano para Derecho, y lo ha cumplido escogiendo a la doctora Adriana Zapata, hasta hoy Directora del Departamento del Derecho de los Negocios. No era fácil elegir entre el nutrido abanico de candidatos habilitados para esa responsabilidad. A título de ejemplo, la profesora Emilsen González de Cancino habría merecido el aplauso de todos los externadistas, incluidos los de las demás facultades, no solo por su amplio recorrido como docente afortunada sino porque su nombre infunde respeto y convoca a toda la comunidad, pues ella no ha sido factor de polarización ni división, lunares que es necesario superar cuanto antes porque por muchísimas razones el Externado lamentablemente está fracturado.

Aunque lo ideal hubiera sido que la rectoría convocara un proceso amplio de consultas para decidir la escogencia de la nueva Decana, optó por la doctora Adriana Zapata, una curtida profesora y directora de uno de los departamentos, a quien El Radical recibe con la esperanza de que su gestión permita rencontrar el sendero de la unión de los externadistas, que solo será posible si se aborda con respeto por todos y cada uno de los estudiantes y profesores, honrando la razón histórica de esta Universidad y su papel en la sociedad.

El Radical, que tanto había insistido en que se adoptara esta decisión, desea a la Decana que acierte y ello solo lo conseguirá si el norte de su brújula apunta a fortalecer el prestigio de la Facultad y a seguir contribuyendo a la formación de abogados libres, competentes, rectos, educados en la tolerancia y con los ojos puestos en la justicia como oxigeno de la paz que el país reclama.

El Radical seguirá presentando su punto de vista a la comunidad externadista -como lo ha venido haciendo desde cuando resultó imposible que se oyeran sin restricciones las voces de sus promotores-, pero no serán estás páginas virtuales semilla de oposición ciega a quien ahora asume una delicadísima función de interés colectivo.

No, por el contrario, El Radical consciente de su responsabilidad ante la comunidad a la cual se debe, estará expectante de las decisiones que están por venir del nuevo despacho de la decanatura, para aplaudirlas y apoyarlas, o para expresar nuestra protesta y disidencia, siempre en el ánimo de que construyendo espacios democráticos la Universidad podría recobrar su destino que hoy se avizora incierto.

Son muchas las labores que le esperan a la decana Zapata, aquí solo algunas: actualizar el pensum de las materias; abordar el reto de semestralizar la carrera de Derecho; ofrecer doble programa a los estudiantes; instrumentar un proceso transparente para otorgar becas a estudiantes y profesores, de manera que los elegidos accedan a ella por excelencia académica y no en pago de servicios prestados; rendir cuentas oportuna y permanentemente y velar porque el Consejo Directivo de la Universidad defina el escalafón docente y cree la carrera profesoral sustentada en méritos y regularice la escala salarial.

Su tarea apenas empieza, Doctora Zapata.

Un comentario sobre “Compás de espera

  • Avatar
    el 3 marzo, 2019 a las 5:02 pm
    Permalink

    A la Dra. Zapata cordial bienvenida a la de decanatuta, augurándole éxito en sus nuevas responsabilidades para nuestra amada alma mater. Que el espíritu Externadista florezca con su gestión, para gloria de la Universidad y de la patria.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *