La razón de ser de El Radical

Regresa El Radical, como un medio de expresión necesario, inicialmente para que llegue a la comunidad externadista y sirva sus intereses, cada vez más crecientes y urgentes. Este es un esfuerzo liderado por un grupo de profesores que están conscientes de que los tiempos que corren requieren de permanente debate y discusión desapasionada de los temas de interés de nuestra Universidad Externado de Colombia, a la cual nos debemos todos quienes hemos sido sus alumnos y hoy ejercemos responsabilidades docentes.

Como es de todos conocido, se han suscitado sucesos que de una u otra manera han mostrado la necesidad de contar con un medio de comunicación que sea capaz de informar sobre los hechos que están haciendo historia en nuestra Universidad, y además que difunda en un ambiente civilizado las opiniones de distintos sectores que, por diferentes y respetables razones, hoy no están a la mano de todos.

La reelección del Rector, darle vida al Cuerpo Profesoral mediante la aprobación de unos estatutos o reglamento, y en una palabra, crear mecanismos y condiciones para democratizar la Universidad, no son sucesos de menor calado sino de gran trascendencia en la vida de una institución que, hasta hoy, no había tenido necesidad de asomarse a esos aspectos en virtud de la estructura organizacional que gobernó la Universidad de antaño que con el tiempo se transformó en poderosa, pujante y en una organización compleja.

La comunidad universitaria de muy diversas maneras apoya la democratización al interior de la Universidad, lo mismo que respalda los buenos propósitos de transparencia, elementos esenciales en el bueno gobierno universitario. En ese escenario, por supuesto, cobra relevancia imprescindible, la renovación del Consejo Directivo de la Universidad, en su componente de los representantes de los profesores, el cual, como es de público conocimiento, se trata de un organismo que fue elegido hace más de 20 años y, por tanto, su representatividad hoy es precaria, atendidas las distintas expresiones académicas de la inmensa población docente de este Externado.

También el nombramiento de quien ejerza la decanatura de la facultad de derecho, para designar allí un profesor que no solo soporte su pesado día a día administrativo, hoy carga ajena a las tareas de la rectoría y la secretaria general, sino que cuente con el respeto y reconocimiento de los profesores de todos los matices y tendencias, que tenga la virtud de unir en el disenso, y no propalar divisiones innecesarias y peligrosas para la estabilidad y credibilidad públicas de un Externado que ha ganado sitio de privilegio durante los últimos años, gracias al esfuerzo colectivo de todos sus integrantes sin excepción.

El nombre El Radical ha sido adoptado en respeto a la ideología que subyace en el Externado desde su creación el 15 de febrero de 1886, en épocas del temido régimen oscurantista de la Regeneración. Es cierto que los tiempos cambian, pero la ideología inspiradora de este legado que hemos recibido de Nicolás Warlosten y Diego Mendoza
Pérez, al que entregaron sus esfuerzos Ricardo Hinestrosa y Fernando Hinestrosa, ha de seguir siendo el faro orientador de esta Universidad al que debemos rendir culto las generaciones futuras, y al que está obligado inclusive su actual rector, Juan Carlos Henao, responsable hoy de los destinos de la “sagrada heredad”.

Estas páginas virtuales verán la luz cada mes, pero ojalá puedan aparecer en períodos más cortos. Bienvenidos todos, sin exclusiones. El Externado es de todos, no de nadie en particular.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en este artículo, selecciónalo y presiona CTRL + Enter para informarnos.
¡Gracias por tu colaboración!